Propongo Subastas con tope máximo y tiempo definido en la Bolsa Agro Empresarial.

Por Ricardo Rosario 

El pasado jueves 23 en la visera del viernes negro, escuche una transmisión en vivo del programa radial El Mismo Golpe, por la 106.5fm, donde se realizó una subasta de un televisor pantalla plana de 65 pulgadas con toda la modernidad, valorado en 85 mil pesos.  La subasta consistía en las personas llamaran a la emisora  e hicieran sus ofertas partiendo de una primera puja de 20 mil pesos, en un tiempo de 5 minutos.  Los oyentes comenzaron a llamar de inmediato y justo cuando la puja estaba en 72 mil pesos se venció el tiempo y la venta le fue adjudicada a la oyente que hizo dicha oferta.

 Esto,  trajo a mi mente las subastas que se realizan al amparo del decreto 569-12, que envía a la Bolsa Agro- Empresarial, los permisos para las importaciones de los faltantes de ajo, cebolla, habichuelas, leche en polvo,  azúcar,  arroz y pollo, los cuales son subastados entre los puestos de bolsas que son contratados por  comerciantes importadores, dándose la oportunidad al que haga la mayor oferta.

La capacidad de compra, el interés de acaparar un mercado cautivo, ha hecho que productos como el ajo y la cebolla alcancen niveles sin precedentes en la historia de las ventas de los permisos, a tal punto que en la última subasta, el ministro Ángel Estévez, intervino y redujo un 25% a los lotes ya subastados, los cuales habían llegado hasta RD$9,500.00 el permiso de un quintal de ajo y hasta RD$2,600.00 la cebolla.

¿Porque, si  la primera puja es de mil quinientos pesos en el ajo y trecientos en cebolla, las ofertas llegan tan lejos? La respuesta es el mercado. O mejor dicho la garata con pesos que se forma por ser subastas abiertas hasta que no haya ningún ofertante.

El objetivo de las subastas es dar transparencia a las asignaciones de las licencias de importación, pero esto se ha constituido en un arma de doble filo para los intereses de los consumidores y afecta la imagen social del gobierno, ya que nunca habíamos visto que una libra de ajo llegara cerca de RD$400.00 la libra y la cebolla a más de RD$100.00.

Es por ello,  que basada en la experiencia de la subasta de Jochy Santos, en su programa El mismo Golpe, proponemos la creación de un reglamento amparado en el artículo 5 del decreto 569-12 del 11 de septiembre del año 2012, para que las subastas de alimentos se les punga una puja inicial, un tope máximo y un tiempo de 5 minutos para el cierre de operaciones, con la condición que los puestos de bolsas beneficiados no puedan levantar paleta  hasta que todos hayan comprado en una segunda, tercera o cuarta  ronda.

La Comisión de las Importaciones y el presidente de la República tienen la última palabra.

 

Be the first to comment on "Propongo Subastas con tope máximo y tiempo definido en la Bolsa Agro Empresarial."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*