Venezuela Hoy

Venezuela un país ubicado en el norte de América del Sur, su posición geográfica es muy privilegiada, gracias a su extensión de costas y su cercanía con el canal de Panamá asi como su conexión con el caribe y el Océano Atlántico, caracterizado por su abundancia de recursos minerales, hidrocarburos y por su producción petrolera, durante más de cien años esta ha sido ha sido su principal fuente de ingresos. Hay algo que nos preocupa principalmente hoy y es que cada vez que los ingresos petroleros son muy superiores a los que tradicionalmente han sido el Estado sobrevalua la moneda, se vive una abundancia en el país, y se hace depender de importaciones constantes destruyendo quizá por omisión la producción nacional, pues cuando se tienen divisas comprar todo afuera es más barato para el Estado y para el ciudadano que producir o comprar en el país.

Toda esta situación se vivió durante la abundancia de ingresos que hubo en el periodo presidencial de Carlos Andrés Pérez  (1974 a 1979) y el periodo presidencial de Hugo Chávez Frías (1999 a 2012), periodos extrañados hoy por la sociedad, son ellos para el país evaluados como los mejores presidentes, sin duda, esto ocurre gracias al reparto de la renta petrolera, pues ante la abundancia de recursos las empresas y los ciudadanos se hacen de divisas controladas por el Estado (ingresan al país gracias a la venta de hidrocarburos), que controla un 98% de los ingresos del país, se son vendidas estas divisas a la ciudadanía para viajes, compras en el extranjero y demás, en estos periodos de abundancia de ingresos no se hacen planes a futuro para el desarrollo del país, y si se planifica no se cumplen a cabalidad, el país luego de pasar por el derroche se queda endeudado excesivamente, en coyunturas con la baja del petróleo y adicionalmente la baja en la producción por la ineficiencia del mantenimiento de las instalaciones, es necesario hablar de estos temas debatirlos y generar soluciones, quizá planteado como un reto para la juventud venezolana, sobre que vamos a hacer con el país y cuál es la direccionalidad que debe tomar, pues es casi notable que hoy queda a merced de cualquier potencia extranjera a cambio de nada.

El desespero de los políticos es anormal por satisfacer a la población y mantener programas sociales que son insostenibles en la actual época de escasez, se necesita mucha meticulosidad en la administración de los recursos y debe dedicarse ese dinero para producir en el país, no devaluando la mano de obra como ha ocurrido lo que ocasiona cada día mayor empobrecimiento de la población, sino generando leyes que propicien la inversión, mayor seguridad personal y seguridad jurídica, garantías esenciales que el ciudadano desea para desarrollarse económica y socialmente, en estas épocas de escasez de ingresos el país se encuentra en una ruina total los servicios son  ineficientes, los productos de consumo son escasos y hay poca producción debido a las pocas garantías que existen en la recuperación de ganancias, así como en la misma reposición de inventario, pues  toda la situación ha generado un mercado negro de productos, el valor del dólar es manejado por una página de Miami, USA pero el estado no genera un valor real a la moneda y el comerciante así como el ciudadano está sometido al yugo de dicho marcador.

Los problemas más marcados son la falta de garantías, la falta de efectivo en las calles (es negocio llevarlo a las fronteras donde se paga hasta un 40% de su valor), controles de precios que en nada tienen que ver con la realidad, el transporte debido a que los repuestos son importados casi en su totalidad, el contrabando de extracción de productos de consumo pues el valor de cambio del peso colombiano y el dólar, lo hacen negocio muy rentable, la inflación y la falta de una política de gobierno unificada que vaya en pro de generar soluciones a la economía del país, que promueva la inversión y el desarrollo del país.

Estamos muy claros de que en el país tenemos muchas potencialidades para diversificar los ingresos de la actualidad y generar una recuperación económica real sin consignas vacías, sin populismo, sin humillaciones y sin hambrear al pueblo venezolano, ya que muchos ante tal situación han optado por irse a otros países a forjar su futuro, es necesario trabajar en por Venezuela y generar soluciones a los problemas para generar la estabilidad necesaria que nos permita controlar la inflación galopante y la destrucción de la producción nacional.

Danilo Pérez Medina.

Be the first to comment on "Venezuela Hoy"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*